Sybil

Durante la última jornada de la cuarta versión del Festival de Diseño Audiovisual Experimental se presentó la artista visual Sybil Brintrup, quien presentó al público su obra de video experimental denominada “Ella y las ovejas”, realizada en 1995.

ELLA

Sybil Brintrup Kruger nació en Puerto Montt, Chile, el 11 de mayo de 1954. Estudió Estética y Licenciatura en Arte en la Pontificia Universidad Católica de Chile donde recibió el grado de Licenciada en Arte con mención en Pintura en 1978. Recibió lecciones de pintura de Adolfo Couve. En 1976 trabajó como ayudante de dibujo de figura humana en la Escuela de Arte de la Universidad Católica; entre 1982 y 1983 como profesora de esmalte sobre metal en el Centro Cultural Mapocho; entre 1986 y 1990 como profesora de esmalte sobre metal en un taller particular.

Entre 1990 y 1994 trabajó en el estudio de diseño Bobenrietd & Brintrup; entre 1994 y 1996 fue profesora de maquetismo y percepción en la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad Santo Tomás; entre 1997 y 1999 fue profesora del Taller de Letras UST; en 1999 enseñó autorretrato en el Centro Cultural Balmaceda 1215.

Entre 2001 y 2002 fue profesora de dibujo en la Universidad Santo Tomás; entre 2003 y 2006 enseñó color en la Universidad La República; entre el 2003 y 2004 fue profesora del Taller de Desarrollo de la Creatividad, en la Universidad Santo Tomás.

Entre 2004 y 2007 fue profesora de color, video y creatividad en la Universidad Católica, realizando en los últimos años tutorías en creatividad; en 2008 enseñó en el Taller de Video y entre el 2008 y 2010 también enseñó arte y color.

LAS OVEJAS

El trabajo muestra una compleja faceta de la artista que conecta al espectador con sus emociones más íntimas, en un formato que incorpora la imagen, el texto y el sonido a través de la vocalización de fonemas y versos. De fondo vemos circular rebaños de ovejas que transitan al son de vocales sometidas a grandes presiones, sílabas que se estiran hacia el infinito abriendo un portal hacia un estado primigenio de conciencia. De esta forma, el rol de la imagen se vuelve complementario a la verdadera esencia de este trabajo, el sonido, mediante el cual la emoción se conduce libre por canales imaginarios y se materializa para que podamos verla y tocarla.

Leave a Reply